1.5.1 Utilización correcta de los brazos

Utilización correcta de los brazos

Dediquemos un poco de tiempo a explorar con más detalle las diferentes partes del brazo que se pueden mover cuando estamos dirigiendo. Las tres articulaciones o bisagras son la muñeca, el codo y el hombro. Si utilizamos una batuta, también podemos crear movimiento en la punta con solo mover los dedos. Cuáles utilizamos y cómo se relacionan entre sí es crucial. Puede pensar en ellos como engranajes en un coche o en una bicicleta. Si utiliza solo la muñeca el gesto será pequeño y concentrado. Puede ser enérgico y ligero al mismo tiempo, y por consiguiente, bueno para el staccato. El codo y el hombro deben estar estáticos. 

El uso del codo aumentará el tamaño del gesto y permitirá un movimiento mucho más horizontal. Es útil para el legato o para mostrar impulsos fuertes en combinación con un movimiento fluído. La muñeca debe tener alguna flexibilidad, pero no demasiada o el tiempo será demasiado suelto.

La utilización del hombro aumenta nuevamente el tamaño potencial del gesto. A la vez que el gesto aumenta, la velocidad a la cual se mueve su brazo también debe aumentar para mantener el mismo tempo. Esto puede parecer obvio, pero es muy importante no olvidarlo. 

Practique con las actividades 1 “Desde los pequeños hasta los grandes gestos” y 2 “Verificación de sus movimientos”.

Desde los pequeños hasta los grandes gestos

(dedicar alrededor de 5 minutos para esta actividad)

Ponga un metrónomo a 120 pulsaciones por minuto e intente dirigir con un gesto muy pequeño. Mantenga ese tempo y vaya aumentando progresivamente. ¿Qué sucede?

Se dará cuenta de lo difícil que resulta realizar esta acción con precisión, por no hablar de lo agotador que resulta. Si su cerebro se concentra tanto en seguir su ritmo, tendrá menos neuronas para escuchar. Lo pequeño es bueno.

Verificación de sus movimientos 

(dedicar alrededor de 10 minutos para esta actividad)

Vea este vídeo que muestra un ejercicio que puede hacer para poder practicar el movimiento entre los “engranajes” del brazo y darse cuenta de qué articulación está al mando a cada momento. Después inténtelo usted mismo.

Scroll to Top
Scroll to Top